Autor: Abraham Kaab

Los empleados felices generan ganancias

Fuente: http://www.cnnexpansion.com Mantener felices a los empleados no es sencillo, pero la recompensa es enorme. Tener una cultura corporativa atractiva no sólo ubica a tu compañía en la lista de las ‘Mejores Empresas para Trabajar’ de Fortune, también te da una ventaja competitiva. Un estudio elaborado en 2009 por Gallup encontró que las empresas cuyos empleados estaban más satisfechos (el llamado ‘employee engagement’) habían aumentado sus ganancias por acción a una tasa cuatro veces superior a la de las compañías con bajo puntaje en ese concepto. Sin embargo, promover un ambiente que atraiga y retenga a los empleados es...

Leer más

Seis pasos para ganar una negociación

(1) IMPORTANCIA DE LA HABILIDAD NEGOCIADORA La capacidad negociadora es cada vez es más importante. John P. Kotter, un conocido profesor de la Harvard Business School, dice en The New Rules que antes de 1974, cuando el entorno económico era muy estable, la cualidad más importante en los ejecutivos de las empresas era la capacidad de gestión; pero ahora que tantas cosas hay que cambiar a diario, las cualidades más importantes han pasado a ser el liderazgo y la habilidad negociadora.(2) OBJETIVOS DE LA NEGOCIACIÓN Cuando el único objetivo de la negociación es el de maximizar el beneficio propio...

Leer más

Deliberación en la carpintería

Recibí un mail que quisiera compartir con Ustedes; tiene mucho que ver con el Trabajo en Equipo y las virtudes y defectos de cada individuo: En una carpintería se decidió echar al martillo, quién aceptó su culpa, pero pidió que también fuera expulsado el tornillo; dijo que había que darle muchas vueltas para que sirviera de algo. Ante el ataque, el tornillo aceptó también, pero a su vez pidió la expulsión de la lija. Hizo ver que era muy áspera en su trato y siempre tenía fricciones con los demás. Y la lija estuvo de acuerdo, a condición de que fuera expulsado el metro que siempre se la pasaba midiendo a los demás según su medida, como si fuera el único perfecto. En eso entró el carpintero, se puso el delantal e inició su trabajo. Utilizó el martillo, la lija, el metro y el tornillo. Finalmente, la tosca madera inicial se convirtió en un hermoso juego de ajedrez. Cuando la carpintería quedó nuevamente sola, la asamblea reanudó la deliberación. Fue entonces cuando tomó la palabra el serrucho, y dijo: «Señores, ha quedado demostrado que tenemos defectos, pero el carpintero trabaja con nuestras cualidades. Eso es lo que nos hace valiosos. Así que no pensemos ya en nuestros puntos malos y concentrémonos en la utilidad de nuestros puntos buenos». La asamblea encontró entonces que el martillo era fuerte, el tornillo...

Leer más