Nota publicada originalmente en Ser Gerente el 28/01/2012