10 claves para que tus empleados te respeten

10 claves para que tus empleados te respeten

Liderar no es tarea fácil y muchas veces el estilo o la manera de encarar el liderazgo genera determinados sentimientos positivos o negativos en los colaboradores. Existe el paradigma de que los jefes o gerentes deben ser duros, exigentes y que casi hay que temerles.

Hay que ser duros con los problemas y blandos con las personas.

En este post sugiero 10 claves para el estilo de tu liderazgo genere sentimientos positivos de los empleados hacia tu persona.

  1. Da el ejemplo: El lider es el modelo. Se interpreta que el gerente debe ser la persona que más sabe, la que tiene todas las respuestas, la que no se equivoca, la que sabe como hacer las cosas. Sabemos que no es asi, sin embargo, en el inconciente colectivo es ésto lo que se cree. Asi es como todo lo que lider hace debe ser copiado porque el lider debe ser seguido. Por ejemplo, si tu imágen es descuidada no puedes exigir prolijidad en tus colaboradores. Debes dar el ejemplo. Respeta las reglas y hazlas respetar.
  2. Llega temprano: Es muy importante que el gerente llegue antes que los empleados. Ver a los colaboradores llegar y darles la bienvenida a la jornada laboral refleja en la empresa el compromiso del líder. Por supuesto quienes tienen el mal hábito de llegar tarde probablemente redimirán al saber que su gerente lo estará esperando. La presencia del lider en un equipo de trabajo es muy importante, es el layer de control que es fundamental en todo sistema.
  3. Delega y acompaña: Delega tareas, comparte responsabilidades…pero nunca, nunca….dejes solo a un colaborador. Acompáñalo en los procesos, ayúdalo, entrénalo, evacúa sus dudas. Delega y acompaña siempre. No se trata de asignar tareas y olvidarse, delegar y acompañar es diferente, es compartir, es participar de una manera no protagónica en un proceso.
  4. Estate informado: Nadie quiere tener como gerente a una persona desinformada o que no sepa lo que pasa dentro y fuera de la empresa. A todos nos gusta que nuestro líder, nuestro mentor, tenga siempre las respuestas adecuadas. Como gerente estas obligado a saber lo que pasa en tu país a nivel económico y social, y porque no, deportivo. Debes también saber lo que pasa en tu empresa, quiénes cumplen años ese día, si alguien esta con carpeta médica, si hubo algún nacimiento o bien si alguna máquina importante esta averiada o si a determinado cliente le pasó algo grave. Debes estar informado y demostrar que lo estas. Usa tu información para informar a tus colaboradores, se tú quien lleve las novedades. Ayúdalos a informarse, comparteles notas y gacetillas, lleva diarios importantes y marca las noticias relevantes.
  5. Preocúpate por los problemas de tus colaboradores: Debes cuidar y preocuparte de cada uno de los integrantes de tu equipo. Si se enfermó, llámalo y preguntale como esta (no cuando vuelve). Si es su cumpleaños festéjalo, participa con un obsequio. Si esta con problemas económicos evalúa en tu empresa la posiblidad de adelantos o préstamos. El empleado debe sentirse RESPALDADO por tu liderazo, debe sentirse CUIDADO, PROTEGIDO. Preocúpate por su familia. Ayuda en lo que puedas (no desde lo personal, sino desde la empresa*). Pregunta todos los días a cada uno como está y escuchalos, si son muchos anota las respuestas relevantes para al otro día preguntar en función de eso y hacer el seguimiento correspondiente.
  6. Se justo y equitativo: A la hora de asignar tareas o de corregir un comportamiento o bien de opinar, debes ser justo y equitativo. Rompe tus paradigmas y trata de pensar y de sentir desde la neutralidad, desde la imparcialidad. Opina, decida y dictamina con justicia. No se trata solo de ser exigente, sino de ser justo y exigente. “Es mucho trabajo, pero tiene razón” es una frase positiva que debe escucharse en los pasillos. No te contradigas, y si lo haces, explica por qué y lo que ha cambiado porque tu pienses o digas distinto.
  7. Transmite positivismo: Es fundamental que el líder GUÍE. Para guiar debemos mover a las personas, motivarlas. Para motivar es impresindible que seamos positivos. Llega siempre con una sonrisa. Piensa en los problemas como desafíos. Cuando un colaborador te plantee con preocupación un grave problema. Tómalo positivamente, pensando en las soluciones y en evitar que vuelva suceder. No ancles en el pasado. Siempre de cara al futuro. Trata de estar alegre, de sonreir, transmite tu energía. Los días que estas muy contento sale de tu oficina y habla con todos. Los días que estes triste, trata de no contagiar a los demás.
  8. Premia: No me refiero solo a los premios económicos y sino a los emocionales. Felicita, reconoce y siempre, SIEMPRE, hazlo tanto en privado como frente a los demás. Es al contrario que las correcciones. Cuando debes corregir a alguien, hazlo en privado. Cuando felicites o premies, hazlo en público. Porque estas reconociendo como postivo algo que deseas que todos copien. Muestra que eres justo y que cumples tu palabra. Reconoce y premia seguido, pero no tanto. La premiación continua no hace más que degradar el hecho. La premiación escasa no estimula.
  9. Desafía: No hay nada más motivante que los desafíos. Presenta los problemas como desafíos con gran interés de ser resueltos. Planea estos desafíos con la intención de que cada uno se autosupere, independientemente de que la solución al problema es un paso base para la empresa. No debe verse que las soluciones solo benefician a la empresa, sino más a cada colaborador que participa en ella. “Traigo hoy un desafío para Ustedes, es la venta más importante de los últimos meses y debemos enviar hoy el presupuesto, éste hecho será histórico para la compañia si es que lo logramos, nos animamos?”.
  10. Valora los descansos: El tiempo libre de cada persona es fundamental para recuperar energías, descansar la mente y volver mejores a otra jornada laboral. Sino respetamos los tiempos de descanso nuestros colaboradores sentiran que los explotas, y tendrán razón. Respeta sus descansos, ayudalos a descansar mejor. Si un día tuvieron un excedente de horas, dales libre al día siguiente. Sé generoso con los descansos.

*no sugiero que los gerentes den préstamos personales o hagan favores. Siempre debe darse en nombre de la empresa

Nota publicada originalmente en Ser Gerente el 30/08/2013


Sobre el autor

Ingeniero de profesión, eterno aprendiz por convicción y apasionado escritor solo por atrevimiento. Enloquecido por los desafíos y provocador de la buena suerte. Convencido de que todo problema tiene solución y que los imposibles son solo un punto de vista ;-) Soy el responsable y editor de Ser Gerente, y autor de muchas de las notas aquí publicadas. Cualquier cosa que necesites, estoy para ayudarte.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

¿Te gustó la nota?

¡Compártela con tus colegas!