Comité versus Área

Comité versus Área

Durante años se ha organizado a los recursos humanos de las empresas en departamentos o áreas. Estas agrupaciones fijas cumplen con determinados roles específicos en la empresa y tienen sus propios objetivos, presupuestos, planificaciones y hasta podrían tener su propia misión y visión. Son como empresas dentro de empresas. Marketing, ventas, producción, departamento de personal, logística, etc. , son ejemplos de departamentos o áreas dentro de una empresa que, como islas, colaboran entre sí en pos de una única misión. Sin embargo, difícilmente exista una integración transversal entre las áreas, ya que cada una es independiente y sus integrantes pertenecen exclusivamente a ellas.

El concepto de comité va mucho más allá de la exclusividad y tiene que ver con la puesta en valor de las habilidades personales de cada integrante DE LA EMPRESA. Lo que implica sustituir parcial o completamente el concepto de áreas por la de comité.

Un comité está integrado por personas (internas o externas a la empresa -dícese asesores) que son convocados organizadamente para alguna finalidad específica.

Por ejemplo el Comité de Marketing puede estar integrado por el área de Marketing, por el Gerente de Ventas (que tiene una idea muy acabada del cliente) y un asesor externo. Éste comité decide reunirse todas las semanas para planificar la estrategia a corto plazo de comunicación.

Un comité puede o no reemplazar a un departamento o área y puede estar integrado por personas de diferentes sectores de la empresa porque justamente lo que le da valor, es la mirada (el aporte) multidisciplinaria, el enfoque no tradicional y la suma de habilidades intrínsecas de la persona y no sólo de su conocimiento técnico, como pueden ser la creatividad, la sensatez, la templanza o el conocimiento específico de algún tema en particular.

Otro ejemplo puede ser la necesidad de una empresa de crear un Comité de Investigación, con el objetivo de crear nuevos productos o servicios. En este caso se convoca al Jefe de Producción por su conocimiento sobre los procesos de fabricación, al Gerente de Marketing por su creatividad, a la Secretaria de Administración por su capacidad de orden y simplificación y al Asistente de Recursos Humanos que es una persona que viajó por muchos países y tiene una visión muy amplia de la cultura general. Así queda conformado un comité que sólamente se reúne y trabaja en conjunto una vez por semana (en este caso) y luego cada cual toma sus tareas cotidianas en el área o departamento que le corresponde.

Cada comité debe designar, fijo o rotativo, un coordinador para que guíe cada reunión y haga seguimiento de los objetivos. Se trata de un modelo ideal para llevar adelante temas importantes que merecen una análisis mayor enriquecido por diferentes puntos de vista.

Un comité que es comúnmente adoptado por varias organizaciones es el Comité de Ética por ejemplo.

Como reflexión y aporte te propongo que te preguntes si este formato es aplicable a tu empresa y que ventajas tendrías. ¿Será ésta una gran oportunidad de mejora?

Sobre el autor

Ingeniero de profesión, eterno aprendiz por convicción y apasionado escritor solo por atrevimiento. Enloquecido por los desafíos y provocador de la buena suerte. Convencido de que todo problema tiene solución y que los imposibles son solo un punto de vista ;-) Soy el responsable y editor de Ser Gerente, y autor de muchas de las notas aquí publicadas. Cualquier cosa que necesites, estoy para ayudarte.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.