Cuando la competencia destruye (OSHO)

Cuando la competencia destruye (OSHO)

¿Podría parecer, que en este mundo unos y otros se pelean, o al menos compiten entre sí?

«Para entender esto tenemos ante todo que entender que, con el veneno de la ambición se ha alimentado a la mente humana, en la mayor cantidad. Toda la estructura de nuestra sociedad se basa en la ambición.

Nos proponemos hacer que el niño desde muy pequeño sea ambicioso. Se le incita una y otra vez a ser el primero en todo lo que hace, ya sea en la escuela o en el juego, mientras aprende a comportarse o a vestirse; haga lo que haga, o lo que le hagamos hacer, nos ocupamos de que esté bien atrapado en el espíritu de la competición.

La ambición implica: hacemos que su ego compita con el ego de los demás. Le decimos que los demás no deberían sobrepasarlo. Ir por detrás no será apropiado para su ego. Así que, dondequiera que esté, siempre debe tratar de estar en la cima. Esto, ser el primero, es nuestro veneno. Ya sea en la ropa o en los negocios o en la educación o en la oración y el culto, o en la renuncia o en la penitencia, se nos enseña constantemente a recordar que, ‘estoy siendo juzgado frente a los demás’. Tengo que ver para siempre dónde estoy parado con respecto a los otros. ¿Cuál es mi lugar en la línea? ¿Me estoy quedando atrás? Si es así, me va a doler».

Osho, The Way of Tao, Vol. 1, Talk #9

¿Nacemos con este ego? ¿Y por qué la sociedad está tan involucrada en ello?

«Un niño nace, no con un ego, sino realmente sin ego. Entonces empezamos a cultivar el ego; la sociedad lo necesita, la supervivencia lo necesita. Así que empezamos a crear el ego. Empezamos a crearlo a través de la educación, a través de la competencia, a través de la comparación, porque no podemos concebir cómo el niño luchará por la existencia, por la supervivencia, sin el ego. ¿Cómo será incluso capaz de moverse? Así que se debe crear un ego fuerte. Toda nuestra cultura, la educación – toda la formación – existe sólo para crear un ego fuerte en el niño para que pueda luchar, para que pueda moverse, para que pueda competir, para que pueda sobrevivir. Este ego es una medida de supervivencia, pero una vez creado y cristalizado no permitirá que el verdadero maestro venga a sustituirlo».

Osho, That Art Thou, Talk #13

¿Entonces, desarrollar este ego fuerte no es una buena idea?

«El ego crea la política, el ego crea ambición. El ego crea celos, el ego crea una lucha constante, violencia, porque el ego no se puede satisfacer a menos que llegue a la cima. Y todo el mundo está tratando de llegar a la cima. Una competencia despiadada surge en todos los ámbitos de la vida. En economía, política, educación, en todas partes, hay una competencia despiadada. Nadie está interesado en sí mismo; todo el mundo está interesado en la ambición de llegar a la cima y nadie piensa a dónde ir cuando llega a la cima. ¿Qué lograrás con solo llegar a la cima? No se consigue nada. Simplemente desperdicias tu vida».

Para seguir leyendo en inglés, visitar: Beginningless Beginning, Endless End

¿Así que esta no es una manera amorosa de criar a los niños?

«Todo niño nace para crecer y convertirse en un ser humano de pleno derecho: amoroso, compasivo, silencioso. Tiene que convertirse en una celebración para sí mismo. No es una cuestión de competencia, ni siquiera es una cuestión de comparación. Pero el primer feo condicionamiento te distrae porque el impulso de crecer, el impulso de ser más, el impulso de expandirse, está siendo utilizado por la sociedad, por aquellos con intereses creados. Ellos lo desvían. Te llenan la mente para que pienses que este impulso consiste en tener más dinero, este impulso significa estar en la cima en todos los sentidos: en la educación, en la política. Estés donde estés, tienes que estar en la cima; menos que eso y sentirás que no lo estás haciendo bien, sentirás un profundo complejo de inferioridad”.

Para seguir leyendo en inglés, visitar: Cut the Social Crap Completely

¿Por qué la sociedad usa este feo condicionamiento?

«La sociedad aún no ha conocido una forma diferente de que hagas algo, la única forma que conoce es la de crear una fiebre competitiva: crear una neurosis, crear un anhelo, un anhelo enfermizo de ser el primero. La sociedad aún no ha descubierto una mejor manera de hacerte creativo. ‘Compite, compara, derrota; alcanza el primer lugar’. Te enseña el conflicto, la violencia.

Y, al estar en ese conflicto, naturalmente te enseña a estar descontento contigo mismo, de lo contrario, ¿cómo mejorarás? Te da grandes ideales: ‘Tienes que ser así’. Y de repente te ves tan corto, tan pequeño, tan diminuto, tan trivial. Lo ideal es muy grande, enorme, y tú eres muy pequeño. Te encoges: surge un gran rechazo en ti, empiezas a odiarte a ti mismo. Esta es toda la miseria que afecta a las personas».

Para seguir leyendo en inglés, visitar: An Eternal Pilgrimage

«Has sido educado con la idea de luchar. Luchar con la naturaleza, luchar con la gente, competir, porque esa es la única manera de sobrevivir. Y sólo los más aptos sobreviven, así que conviértete en un luchador cada vez más competente. La sociedad quiere crear el ego en ti. Una vez que el ego es creado en ti, eres una persona miserable, falsa, un farsante, y puedes ser explotado.

Entonces la sociedad puede explotarte, tus padres pueden explotarte, los curas pueden explotarte. Entonces todo el mundo es capaz de explotarte».

Para seguir leyendo en inglés, visitar: A Buddhafield in Spring

Parece entonces, que nuestro sistema educativo en su conjunto está creando toda esta fealdad.

«La educación no debe ser competitiva; las personas no deberían ser juzgadas unas contra otras. La competitividad es muy violenta y destructiva. Alguien no es bueno en matemáticas y lo llamas mediocre. Puede que sea bueno en carpintería, pero nadie mira eso. Alguien no es bueno en literatura y lo llamas estúpido, y será bueno para la música, la danza.

Una educación real ayudará a las personas a encontrar su vida, en la que puedan estar plenamente vivas. Si un hombre nace para ser carpintero, entonces eso es lo correcto para él, no hay nadie que le obligue a nada más. Este mundo puede convertirse en un mundo muy grande e inteligente si a un hombre se le permite ser él mismo, se le ayuda a ser él mismo, se le apoya en todos los sentidos para que sea él mismo, y nadie entra e interfiere, de hecho, nadie manipula al niño…

En este momento todo está revuelto. Alguien que quería ser carpintero se ha convertido en médico; alguien que quería ser médico se ha convertido en carpintero: todo el mundo está ocupando el lugar de otra persona. De ahí que haya tanta falta de inteligencia: todo el mundo está haciendo el trabajo de otra persona. Una vez que comiences a verlo, sentirás por qué la gente se está comportando de manera poco inteligente».

Para seguir leyendo en inglés, visitar: Love Makes No Shadow

Si no hay ambición, ni competencia y no hay comparación, ¿entonces cómo voy a crecer?

«El crecimiento no tiene nada que ver con estas cosas. El crecimiento tiene que ver con la energía; el crecimiento es un fenómeno energético. Cuando no comparas, cuando no compites, cuando no eres ambicioso, cuando no quieres ser nadie más que lo que eres, acumulas mucha energía, porque toda esa energía que se estaba desperdiciando en la competencia y el conflicto, ya no se desperdicia. Te conviertes en un embalse.

De esa energía sale la creatividad. La creatividad no tiene nada que ver con la competición, tiene que ver con la energía desbordante. William Blake tiene razón; dice: ‘La energía es una delicia’.

Cuando estás rebosante de energía, lleno de energía, cargado de energía, ella misma se convierte en creatividad. Empiezas a crecer, pero ahora el crecimiento tiene una connotación totalmente diferente. No tiene meta; tiene una fuente, pero no tiene meta. Ahora no estás pensando en lo que podrías ser; no estás siguiendo un objetivo en particular, un plan en particular. Eres un río tan grande que, con la corriente de tu energía llegarás al océano…

Tienes que cantar una canción porque el corazón está muy lleno y desbordante. Hay que verterlo en canciones. No se puede contener la energía, por lo tanto, el desbordamiento se produce. Y ese desbordamiento es creatividad”.

Para seguir leyendo en inglés, visitar: An Eternal Spring

¿Es posible vivir sin toda esta comparación y competencia?

«Tienes que entender que la competencia no tiene sentido. Tienes que meditar profundamente y reconocer que no eres como cualquier otro. Y la competición sólo se puede dar entre personas similares, y todo el mundo es diferente, único.

Una vez que la mente competitiva desaparece, muchas cosas cambian en ti; entonces no eres celoso. Si alguien tiene una cara hermosa y alguien tiene más dinero, y alguien tiene un cuerpo más poderoso, simplemente aceptas el hecho de que unos cuantos árboles son altos y unos cuantos árboles son pequeños. Pero la existencia los acepta todos.

La desaparición de la competitividad también te ayudará a deshacerte de la codicia. La gente sigue acumulando, quiere estar en una mejor posición que tú, con más dinero que tú, en todas las cosas mejor que tú. Y toda su vida se desperdicia en eso».

Para seguir leyendo en inglés, visitar: New Bottles for Old Wine

A menudo hablas de «soltar». ¿Podemos soltar esta locura? Soltar parece ser algo natural.

«Soltar significa que no hay competencia, no hay enfrentamiento, no hay lucha … es simplemente relajarse con la existencia, dondequiera que lleve. No tratas de controlar tu futuro, no tratas de controlar las consecuencias, sino que permites que sucedan … ni siquiera piensas en ello. Soltar está en el presente; las consecuencias son del mañana. Y soltarse es una experiencia tan encantadora, una relajación total, una profunda sincronicidad con la existencia.

Para mí, soltar significa que no estás luchando por nada en la vida, sino dándolo todo para que la vida cuide. Dices ‘soltar parece ser algo natural ‘. Sólo ‘parece’… porque todo tu condicionamiento está en su contra… Has sido criado durante millones de años para luchar. Al luchar, o puedes ser derrotado, lo que creará una herida, que creará venganza, o puedes salir victorioso, lo que volverá a crear otro tipo de herida. Ese es el ego. En cualquier caso, eres un perdedor. Derrotado pierdes, victorioso pierdes. En cualquier caso, te estás alejando de ti mismo…

Soltar implica un enfoque totalmente diferente. Su primer paso es abandonar el ego, recordando que no estás separado de la existencia: ¿Con quién estás luchando? No estás separado de las personas: ¿Con quién estás luchando? Contigo mismo… y esa es la causa fundamental de la miseria. Con quien sea que estés luchando, estás luchando contigo mismo, porque no hay nadie más.

Soltar es una comprensión profunda del fenómeno de que somos parte de una existencia. No podemos darnos el lujo de tener egos separados; somos uno con todo. Y el todo es vasto, inmenso. Tu comprensión te ayudará a ir con el todo, donde quiera que vaya. No tienes un objetivo separado del todo, y el todo no tiene ningún objetivo. No va a ninguna parte. Es estar simplemente aquí….

Y luego hay una relajación silenciosa, fluyendo con el río, sin que importe a dónde se va, sin la preocupación de poderse perder… sin ansiedad, sin angustia, porque no estás separado de la totalidad, así que lo que va a pasar va a ser bueno».

Para seguir leyendo en inglés, visitar: Let It Sink within Your Heart

Para una lectura adicional de lo que dice Osho sobre la competición o cualquier otro tema que te interese, puedes visitar OSHO Online Library

Contiene todos los libros de Osho en inglés y en hindi, los cuales pueden ser leídos o investigados.

Fuente: https://www.osho.com/es/newsletters/winning-the-race-to-the-graveyard

Sobre el Autor

Abraham Kaab

Soy un apasionado de internet en temas referidos a Ser Gerente. Soy un gran investigador y un pésimo redactor, es por ello que exploro y navego por los lares del conocimiento digital, copio y pego las mejores notas, con su respectiva fuente, si las hay.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

COMPRAR AHORA