¿Qué es procrastinar y para que sirve?

¿Qué es procrastinar y para que sirve?

Procrastinar es  postergar una acción para hacer, constantemente. Es como quién dice, “Dejar para mañana lo que se puede hacer hoy”. Puede encontrar todas las definiciones en Google si lo desea.

El verbo Procrastinar se hizo conocido en el libro “El Deseo” y a partir de ahí se transformó en una mala palabra para estudiantes y empresarios.

Nadie quiere procrastinar porque procrastinar es malo, es feo, es contraproducente, es el infierno de la eficiencia, es el arte de fracasar, es lo peor de lo peor… al menos, si no se lo aplica con responsabilidad.

Así es que, en este POST le voy a fundamentar porqué SÍ DEBEMOS PROCRASTINAR y las ventajas de hacerlo. ¿Será esta la única publicación en internet que hable positivamente de la procrastinación?

En las guardias de emergencia médica en los hospitales habitualmente arriban casos que requieren una atención inmediata y los médicos deben tomar la decisión correcta en muy poco tiempo. Según estudios que se realizaron el jefe de guardia tiene 1 minuto para decidir los pasos a seguir en casos de urgencia donde acecha la muerte.

¿En que momento considera Usted que debería tomar la última decisión?

  1. 10 segundos
  2. 59 segundos
  3. Dice que 1 minuto no es suficiente y lo hace en 5 minutos

Éste estudio revela que el mayor porcentaje de decisiones correctas se da a aproximadamente a los 59 segundos.

Esto demuestra que los médicos en urgencias, esperan hasta el último momento en el cual pueden decidir para recabar la mayor cantidad de información posible y enriquecer así la decisión que, por lógica, no se puede exceder del tiempo establecido.

Empresarios exitosos han confesado que dominar el arte de la procrastinación los ha ayudado a tomar mejores y más acertadas decisiones. Esto tiene que ver fundamentalmente con ser pacientes y saber postergar lo justo y necesario las decisiones para informarse más y no decidir erróneamente por adelantado.

Con esta simple reflexión les aseguro que decidir antes y rápido, no siempre es lo mejor y que esperar hasta el último momento para tomar una decisión tiene mucho de lógica.

Entonces la sugerencia en SerGerente es:

  1. Antes de decidir defina cuándo debe comunicar la decisión específicamente. Trate de ganar el mayor tiempo posible. El objetivo en este punto inicial es obtener más tiempo para realizar mejor el punto siguiente.
  2. Hasta el momento de la decisión, recabe la mayor cantidad de información posible. Sea espectador también y piense que el escenario puede ser muy diferente en el momento de tomar la decisión. Debe permanecer alerta y atento a los cambios de escenario. El objetivo aquí es contar con la mayor cantidad de información posible para decidir mejor. No deje de medir las variables.
  3. Sin pasarse del tiempo estipulado y teniendo en cuenta toda la información del punto anterior: DECIDA SIN MIEDO. No debe pasarse NUNCA del tiempo definido, ya que si lo hace, se transforma en una procrastinación negativa.

Como puede imaginar, es ideal para aplicar en NEGOCIACIÓN y no dejarse apurar por el avasallamiento de la contraparte.  Sepa esperar, que seguramente, obtendrá sus recompensas.

Nota publicada originalmente en Ser Gerente el 09/10/2013


Sobre el autor

Ingeniero de profesión, eterno aprendiz por convicción y apasionado escritor solo por atrevimiento. Enloquecido por los desafíos y provocador de la buena suerte. Convencido de que todo problema tiene solución y que los imposibles son solo un punto de vista ;-) Soy el responsable y editor de Ser Gerente, y autor de muchas de las notas aquí publicadas. Cualquier cosa que necesites, estoy para ayudarte.

Sumá tu comentario

Pin It on Pinterest

¿Te gustó la nota?

¡Compártela con tus colegas!