8 hábitos para CRECER

8 hábitos para CRECER

La naturaleza dotó a las especies, entre otras cosas, con la posibilidad de crecer. Naturalmente todo crece y se transforma mientras el tiempo pasa. El tiempo no se detiene mientras nuestras células conspiran para transformarnos.

Crecer desde lo físico implica adoptar mayor capacidad para movernos y para mover. Aumentan los músculos, se agrandan los órganos, se extiende el tamaño y junto con ello nuestras habilidades.

No habría crecimiento si las células no registraran el estado pasado, de esa forma, pueden pasar un estado nuevo, y así sucesivamente.

¿Pero qué pasa con los aspectos intangibles? ¿Qué pasa con el crecimiento intelectual, emocional, técnico, laboral?

De la misma forma que para el crecimiento físico el mismo se potencia y se perfecciona con hábitos saludables (actividad física, alimentación sana) el crecimiento intangible se debe enriquecer con hábitos saludables. El propósito de esta nota es compartir 8 hábitos que ayudarán a toda persona a crecer en cuanto a lo intelecual, lo emocional, lo técnico y lo laboral.

Esto le permitirá EVOLUCIONAR, no estancarse, encontrar mejores trabajos o si se trata de una empresa encontrar mejores empleados que le permitan a la misma crecer. Existen bolsas de trabajo con oportunidades tanto para personas que desean mejorar su realidad laboral como para empresas que desean mejorar su staff de colaboradores. Cabe destacar que en alaMaula.com se ofrecen gran variedad de trabajos.

  1. Nunca dejar de preguntar: la curiosidad es un atractor de conocimiento. Ser curioso es ampliar nuestra capacidad de aprender. Mientras más curiosos seamos más aprenderemos. Preguntar es un hábito que acelera el aprendizaje. No hay que tener miedo por no saber. Al contrario, hay que preguntar al que sabe y aprender sus respuestas. Esto es clave para evolucionar sanamente.
  2. Nunca dejar de expresar lo que siente: decir lo que uno siente es transmitir al mundo nuestras emociones. Es confortable y sano expresar lo que sentimos. Hablar desde el corazón denota sinceridad y genera, en los demás, entendimiento y aceptación, porque lo que se siente, no es discutible, lo que se siente SIEMPRE es verdad. Yo aconsejo hablar desde las emociones siempre, es preferible decir “Yo siento” que “Yo pienso”. La coincidencia entre lo que uno piensa y siente, se llama MADUREZ.
  3. No conformarse: la comodidad es una trampa que no hace más que congelar el movimiento, detener el crecimiento personal y poner en riesgo la evolución de las personas. Nunca se conforme porque SIEMPRE se puede estar mejor. Siempre se puede SER mejor persona, mejor estudiante, mejor profesional, mejor amigo, mejor padre, mejor hijo, mejor esposo, etc. La conformidad es la saciedad del idiota y del vago. Escape a la conformidad, llegar a una meta debe revelar una nueva meta.
  4. Capacitarse siempre: aprender, APRENDER y aprender. Capacitarse, hacer cursos, largos, cortos, presenciales, a distancia… lo que sea. Nunca perder el hábito de aprender, de sumar conocimientos que ayuden a concretar más rápido y mejor sus objetivos. De eso se  trata la capacitación, de sumar herramientas para acelerar y perfeccionar la evolución de la sapiencia.
  5. Rodearse de personas motivadoras: déjese contagiar por la energía positiva de otras personas. Para ello es fundamental detectar quiénes irradian positivismo y quiénes no. Evite juntarse con personas negativas. Promueva reuniones con amigos, socios o colaboradores que lo ayuden a hacer más. Uno muchas veces se siente como los demás lo hacen sentir. Somos a veces lo que el entorno nos pide o nos contagia. Elija compartir su tiempo con personas que lo hagan sentir bien, así de simple.
  6. Dar, para recibir: el universo es una balanza que debe funcionar como tal. Todo lo que aprenda, tenga el hábito de transmitirlo a otras personas. Sea parte de un efecto en cadena para que la sociedad en sí misma sea la que evolucione. Sea generoso con los conocimientos, enseñe, ayude… Dé más para recibir más. Dar es ayudar a crecer a otros. Ayudar a crecer a los demás es crecer uno mismo.
  7. Medir el crecimiento: tenga conciencia de su crecimiento personal. Piense en Usted hace 5 años atrás y evalúelo en la intimidad. Proyéctese a futuro. Defina metas personales y acciones en pos de ellas. Sepa si se ha estancado o si está en carrera. Detecte cuál es el mejor momento de su vida, que debe ser siempre SIEMPRE, o siempre HOY. Es como medir la estatura de un niño en la pared, pero con nosotros como personas, como profesionales.
  8. Actuar en consecuencia y adueñarse del futuro: Actúe en consecuencia. Si le gustó este post compártalo. Si aprendió de este post póngalo en práctica. No posponga su evolución, es como decirle a un niño que deje de crecer porque ya no le cabe la ropa. Usted es el dueño de su futuro, para ello debe accionar HOY, ahora. No deje para mañana lo que puede CRECER hoy.

Te invito a compartir por Twitter los conceptos claves de esta nota:

Nota publicada originalmente en Ser Gerente el 21/03/2014


Sobre el autor

Ingeniero de profesión, eterno aprendiz por convicción y apasionado escritor solo por atrevimiento. Enloquecido por los desafíos y provocador de la buena suerte. Convencido de que todo problema tiene solución y que los imposibles son solo un punto de vista ;-) Soy el responsable y editor de Ser Gerente, y autor de muchas de las notas aquí publicadas. Cualquier cosa que necesites, estoy para ayudarte.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

¡Descargá el Libro de SerGerente ahora!

Descargar Libro

Subscribe!