Colaboradores o Jugadores?

Colaboradores o Jugadores?

Colaboradores, subordinados, compañeros… PERSONAS. Con sus defectos y sus virtudes son partes de un equipo liderado. Sus características personales los hacen únicos y diferentes y dependiendo de eso el líder DEBE amoldar su estilo de liderazgo dependiendo de cada tipo de colaborador.

Se han clasificado a los colaboradores según su capacidad de desarrollo y también se ha dicho que el jefe tiene subordinados y el líder seguidores.

Quisiera sumar a éstas definiciones mi apreciación personal y como yo agruparía a los colaboradores para un mejor desarrollo del liderazgo según sus características.

En principio no estoy de acuerdo con la palabra COLABORADOR. Co-Laborador es casi lo mismo que trabajador y no hace referencia a equipo, ni a misión, ni a empresa.

Me resulta conveniente mudar del escenario corporativo al escenario del juego. Supongamos un juego de fútbol. Todo juego tiene reglas y supone que habrá ganadores y perdedores. También se entiende que hay un campo de juego y por supuesto que habrá JUGADORES. La MISIÓN es siempre clara: GANAR

El líder es por supuesto el DIRECTOR TÉCNICO del equipo que no tiene la habilidad que tienen los jugadores para estar en la cancha, pero si cuenta con una VISIÓN que no tienen los jugadores y conoce con EXACTITUD las habilidades y las desventajas de cada uno de sus jugadores.

El líder juega desde un costado de la cancha, GUIANDO a los jugadores para que, EN LA MODALIDAD DE EQUIPO, logren cumplir con la MISIÓN de ganar ese partido ya que tiene muy clara la VISIÓN, de ser el mejor equipo de la zona.

  1. Para designar la posición de cada jugador es imprescindible primero conocer si tiene una ACTITUD DEFENSIVA u OFENSIVA. Ese dato ya me define en que mitad de la cancha lo puedo ubicar. Si es conveniente que haga goles o que esté más cerca del arco (ÁREA COMERCIAL – ÁREA ADMINISTRATIVA) (VENTAS – COSTOS)
  2. En segundo lugar debo conocer su CAPACIDAD DE ADAPTACIÓN, para en base a ello, saber si su lugar en la cancha será fijo o si puedo moverlo (migrarlo – POLIFUNCIÓN) en función de la estrategia del equipo contrario o la propia.
  3. En tercer lugar es fundamental saber su CAPACIDAD FÍSICA/INTELECTUAL, para conocer hasta donde puedo exigirle en la cancha y si supero sus límites poder hacer el cambio de jugador en el momento justo del partido.
  4. De ahí en más se hace el ajuste fino: si es zurdo o derecho, si es veloz o más lento, etc. Eso definirá con exactitud la posición (O PUESTO) en el que se deben dar dos características:
    1. EL JUGADOR DEBE RENDIR MÁS Y MEJOR (PARA EL EQUIPO)
    2. EL JUGADOR DEBE SENTIRSE MÁS CÓMODO Y MEJOR (PARA EL JUGADOR)
  5. Debo tener muy en claro que entre los jugadores debo definir un CAPITÁN, que curiosamente no debe ser el que mejor juega, sino el que mejor hace jugar al resto de los jugadores y el que los demás lo ven como referente. La habilidad del CAPITÁN es organizar cada jugada, INTEGRAR las habilidades una vez dispuestas por el DIRECTOR TÉCNICO en la cancha.
  6. Existe un puesto único en la cancha que no puede ser reemplazado: el arquero o portero. En este caso las características y entrenamiento de éste jugador es muy diferente al resto y, a diferencia del resto:
    1. es la última oportunidad de salvar un gol contrario
    2. su objetivo no es meter goles, sino defender que no los metan (LA MISIÓN ES SIEMPRE GANAR EL PARTIDO)
    3. se maneja en un área chica y esta acotado a un sector definido de la cancha

En este ejercicio seguramente hemos reflexionando comparando a un equipo de fútbol con una empresa y nuestra posición en el mismo.

Para finalizar con la reflexión recomiendo hacernos las siguientes preguntas:

  • Nuestros jugadores saben con exactitud cual es su lugar en la cancha y sus objetivos?
  • Conocemos nuestro rival o rivales, su estrategia de juego y sus capacidades?
  • Conocemos nuestra propia estrategia y nuestras capacidades?
  • Contamos con todos los jugadores o tenemos un equipo incompleto?
  • Contamos con jugadores suplentes?
  • Contamos con hábiles y buenos jugadores?
  • Contamos con un buen equipo?
  • En que lugar de la tabla estamos?
  • Entrenamos con la frecuencia necesaria o solamente jugamos en cada partido?
  • Nuestro rol de director técnico está bien definido o a veces cometemos el error de ocupar una posición en la cancha?
  • Perder un partido es perder el campeonato? y ganar un partido?

Nota publicada originalmente en Ser Gerente el 03/07/2012


Sobre el autor

Ingeniero de profesión, eterno aprendiz por convicción y apasionado escritor solo por atrevimiento. Enloquecido por los desafíos y provocador de la buena suerte. Convencido de que todo problema tiene solución y que los imposibles son solo un punto de vista ;-) Soy el responsable y editor de Ser Gerente, y autor de muchas de las notas aquí publicadas. Cualquier cosa que necesites, estoy para ayudarte.

Deja un comentario